ENERGÍA + RESILIENCIA = UN TÁNDEM PERFECTO PARA LA EFICACIA PERSONAL

Es común tener que afrontar situaciones complicadas o de crisis a lo largo de nuestras vidas. En el ámbito empresarial, algunas de estas situaciones pueden estar precedidas por: cambios estructurales y organizativos, la entrada en vigor de nuevos procedimientos o normativas, la revolución digital, una sobrecarga de trabajo, exposición a situaciones críticas/difíciles de manera constante, etc.  Sin embargo, todas estas circunstancias son inevitables y, en algunos casos, deseables para el progreso y para poder dar respuesta a las demandas del entorno.

Normalmente a este tipo de cambios las personas logran adaptarse con el paso del tiempo pero, para algunas, estas situaciones producen estados de excesiva tensión. Desarrollar habilidades que favorezcan la flexibilidad y la capacidad de adaptarse a ellas para superar la adversidad, es algo que se hace cada vez más necesario en entornos tan convulsos y competitivos como a los que nos enfrentamos hoy en día.

Cuando las personas nos sentimos fuertes y con capacidad para afrontar las demandas de nuestro entorno, es decir cuando nuestra energía está cargada nos permite fluir, tomar buenas decisiones y enfrentar con serenidad cualquier situación que se presente.

A mayor energía, mayor resiliencia y a mayor resiliencia, mayor reserva de energía.

UN TÁMDEM PERFECTO

ENERGIA MAS RESILIENCIA

Al finalizar el taller los asistentes, gracias a las dinámicas experienciales que se desarrollan, serán capaces de detectar las situaciones que desgastan su energía y qué técnicas y estrategias han de usar  para sellar esas fugas de energía. Sabrán también identificar que acciones pueden recargar la energía y que se pueden traducir en un aumento de su capacidad de resiliencia.

Ficha completa

 

 

No hay comentarios

Agregar comentario