¿Qué son los laboratorios creativos?

Los laboratorios creativos son una iniciativa que tiene su origen en Silicon Valley y que ya empiezan a incorporarse a empresas en Europa. Son espacios de sensibilización, investigación, experimentación, creación y lanzamiento de nuevas ideas que se generan a partir de las capacidades creativas de las personas que los constituyen.

Con ellos se pretende:

  • Desarrollar la innovación como variable estratégica para superar así otros paradigmas de gestión.
  • Poner en valor el rol que los componentes de los laboratorios para propagar la creatividad en sus ámbitos de influencia.

Las personas que componen los laboratorios creativos se caracterizan por su diversidad y distinta procedencia pero también por compartir una metodología de trabajo y un destino que transcurre en paralelo a la puesta en marcha de sus ideas.

Los laboratorios son una cantera de ideas,  un motor para la innovación, fomentan la participación, generan conocimiento compartido y optimizan el talento. Actúan como una ventaja competitiva capaz de maximizar las fuentes de aprendizaje, innovación y cambio de cada organización. Estos espacios brindan la posibilidad de descubrir las fortalezas y potencialidades que suelen pasar desapercibidos “a simple vista”.

Generalmente asociamos la creatividad al arte y pensamos en ella como “la expresión de ideas originales en grado superior”. Sin embargo en los entornos empresariales la originalidad en “estado puro” no es suficiente. Para que una idea, una iniciativa o un proyecto sea creativo/a también debe ser apropiado/a, útil, viable y rentable. De alguna forma, debe influir en la forma de “generar negocio” (mejorando un producto o servicio, abriendo una nueva vía para abordar un proceso, incluso generando nuevas y rentables maneras de hacer y pensar).

Por todo ello, los laboratorios se basan en tres principios:

  • Las mejores ideas y soluciones provienen de procesos internos de interacción.
  • La creatividad como vía para producir nuevas/os ideas, enfoques, acciones…
  • La innovación como proceso para aplicar esa creatividad de manera viable.

Los pasos que hay que dar para su implantación son los siguientes:

  • Compromiso de la Dirección con el proyecto de creatividad e innovación y dotación de los medios necesarios para su desarrollo.
  • Adaptación del modelo a las características de cada organización.
  • Comunicación del proyecto a toda la plantilla.
  • Creación de los equipos.
  • Formación y preparación de los equipos.
  • Implantación y seguimiento de los laboratorios.

 

No hay comentarios

Agregar comentario