Por qué gestionar la diversidad

Una realidad

Vivimos en un mundo cada vez más plural, en el que la Diversidad y lo distinto forman parte de nuestro día a día. Solo tenemos que salir a la calle para comprobar que junto a nosotros conviven personas de diferentes orígenes, culturas, creencias o capacidades.

El desarrollo económico, de las comunicaciones y de nuevas tecnologías de la información han favorecido la reducción de barreras espacio-temporales lo que está permitiendo un mayor flujo de relaciones y movimiento entre países y culturas. Tenemos ante nosotros con mayor evidencia que nunca la naturaleza diversa de nuestro planeta.

La Diversidad es un rasgo característico del mundo actual y una realidad de la sociedad que nos está tocando vivir.

El concepto de Diversidad

Las personas no solo nos diferenciamos por nuestras características físicas, sino también, por características de carácter social y cultural. Por tanto el concepto Diversidad hace referencia a los factores físicos, intelectuales, geográficos, religiosos, culturales… que pueden darse entre las personas y hacernos diferentes.

Podemos hablar de atención a la Diversidad respecto a múltiples factores: género, edad, origen étnico, religión, cultura, orientación sexual, capacidades físicas o intelectuales…en realidad podríamos decir que existen tantos factores como personas existen.

En el mundo empresarial la distinción se ha establecido sobre todo en torno a tres de estas características:

  • Diversidad de género
  • Diversidad de origen
  • Diversidad cultural

 Por otro lado lo que se conoce como Gestión de la Diversidad es la capacidad para desarrollar una política de recursos humanos que aproveche las diferencias para crear valor.

Los principios en los que se basan la gestión de la Diversidad son fundamentalmente dos:

  • Atraer y retener a profesionales con perfiles diversos
  • Crear productos y servicios que atiendan a las necesidades de una población de clientes cada vez más diversa

 Por qué gestionar la Diversidad

  1. Por eficacia y rentabilidad

 La evidencia indica que la Diversidad aporta valor a las empresas debido a que personas distintas aportan mayores conocimientos y experiencias, creatividad, espíritu innovador, capacidad de adaptación…

La Diversidad es hoy ya una fortaleza competitiva en un mercado cada vez más diverso y exigente. Tener en cuenta la Diversidad cultural ayudará a dar un valor añadido a los clientes sin aumentar costes.

Por último, la inclusión de la Diversidad en la gestión del capital humano abre las puertas a más y mejor talento.

  1. Porque es inevitable

Los efectos de la globalización y de factores tales como la incorporación de la mujer al trabajo fuera de casa, el aumento del nivel educacional y del fenómeno de la inmigración, la aparición de diferentes estilos de vida y familias, la conciencia solidaria con los discapacitados han hecho de España un país diverso y de sus empresas un espacio en el que conviven hombres y mujeres de distinta procedencia, edad, orientación sexual, religión o costumbres.

  1. Por compromiso ético

 En todo caso, el respeto a la diferencia y a la igualdad de oportunidades es un valor incuestionable hoy en día. Las empresas como instituciones sociales, apuestan más que nunca por el compromiso ético de hacer un adecuado tratamiento de la diversidad tanto dentro como fuera de ellas.

Consulta con nosotros la oferta de cursos, talleres y píldoras disponibles para que la gestión de la diversidad en tu organización sea una realidad:

escríbenos un email a: efipsa@efipsa.com o llámanos al teléfono: 91 637 55 60

No hay comentarios

Agregar comentario