¿Por qué está tan de moda el mindfulness?

Mindfulness es una palabra inglesa de difícil traducción al español, que hace referencia a conciencia, atención y recuerdo. En nuestro idioma suele utilizarse la expresión atención plena para referirnos a la capacidad de prestar atención de manera consciente a la experiencia del momento presente con interés, curiosidad y aceptación. En otras palabras, consiste en la posibilidad de ser consciente de los contenidos de la mente momento a momento.

Es frecuente y habitual que nuestra mente esté en continuo dialogo interno. Unos pensamientos se suceden a otros ininterrumpidamente, sin orden ni concierto aparente, con tendencia a repetirse todos los días incluso a todas horas. Este tipo de pensamientos no llegan a producir soluciones o resolver problemas, sino que dan vueltas sobre si mismos.

Todos conocemos este tipo de pensamientos, nos acompañan en nuestra vida, viajan con nosotros en los trasportes públicos, los llevamos al trabajo y en casa siguen estando presentes. Son lo que llamamos cavilaciones.

En este estado mental nuestras preocupaciones del pasado y los posibles problemas del futuro impiden que estemos centrados en el momento presente y suelen ser compañeras de la ansiedad, lo que dificulta realizar bien nuestro trabajo.

Con la técnica de Mindfulness se consigue:

  • Desarrollar una experiencia de meditación y atención plena.
  • Entrar en un estado mental peculiar y permanecer en el durante cierto tiempo.
  • Desarrollar cambios en nuestro sistema nervioso, obteniendo una calma mental para ver y actuar con claridad.

Esta capacidad cobra especialmente relevancia en la actualidad sobre todo si tenemos en cuenta que estamos sometidos a una gran saturación de estímulos y a una buena dosis de estrés.

Es importante señalar que Mindfulness es una experiencia que hay que vivir, por lo que el intento de describirla con palabras tiene muchas limitaciones y carece de utilidad si no va acompañado por la práctica, es decir de la experiencia personal.

Aquí te proponemos como tener una experiencia personal de Mindfulness.

Para practicar atención plena hay que tener en cuenta:

  1. Escoger un sitio adecuado. Conviene tener un lugar fijo y tranquilo, preparado para tal fin. La iluminación debe ser discreta y la temperatura agradable. Evitar las interrupciones.
  2. Elegir el momento oportuno. Cualquier momento puede ser bueno, pero hay que evitar los momentos de falta de sueño y tras una comida copiosa.
  3. Encontrar la postura idónea. Puede practicarse en cualquier postura pero aquí se sugiere hacerlo sentado/a en una silla. En una silla de respaldo recto y asiento firme. Las plantas de los pies apoyadas en el suelo y las manos sobre las rodillas.
  4. Marcar el tiempo en minutos (15-30 minutos). Para ello usar de un elemento externo como un temporizador o la alarma de un móvil, de manera que pueda avisarnos cuando pasa el tiempo establecido.

Una buena guía de nuestro pensamiento puede ser esta:

 

Si estás interesado en conocer y practicar la técnica de Mindfulness contacta con nosotros o echa un vistazo a la ficha del taller que podemos impartir en tu organización.

http://efipsa.com/web/todos/nuevo-taller-sobre-mindfulness-y-gestion-de-emociones/

 

 

No hay comentarios

Agregar comentario